Diez maneras de mejorar tu salud emocional hoy mismo

Cuando pensamos en mejorar nuestra salud, la mayoría de nosotros empezamos abordando aspectos físicos. Nos proponemos hacer un poco más de ejercicio o comer alimentos más nutritivos y quizá incluso concertamos esa visita con el dentista que llevamos posponiendo tanto tiempo. De hecho, si tuviéramos la gripe o nos rompiéramos el tobillo, no nos pensaríamos dos veces buscar atención médica. En cambio, cuando se trata de ser proactivo en la mejora del bienestar emocional, a veces tenemos la sensación de que no es algo tan prioritario.

Nuestra salud emocional influye en nuestra manera de pensar, sentir y actuar, de modo que es un elemento vital para nuestro bienestar global. Cuidar de nuestra faceta emocional es esencial si queremos cultivar un planteamiento optimista de la vida y gestionar nuestras emociones, al margen de lo que la vida nos ponga por delante.

La buena noticia es que no requiere demasiado tiempo o esfuerzo: el mero hecho de efectuar algunos cambios menores puede ayudarte a materializar todo tu potencial y vivir una vida más gratificante.

Hemos seleccionado para ti las diez mejores maneras de empezar a hacerlo hoy mismo.

1. Invierte cinco minutos en ser consciente del momento presente

Aprender a ser más consciente de cómo te sientes en cada momento puede ser una manera fantástica de sintonizar con tus emociones. No te preocupes si te cruza la mente algún pensamiento; limítate a observarlo y continúa a lo tuyo. Con la práctica diaria, reentrenarás tus procesos de pensamiento para ser más consciente del momento presente.

2. Lleva un diario de agradecimientos

Las investigaciones sugieren que reconocer o anotar las cosas por las que uno está agradecido puede mejorar el bienestar mental. Antes de irte a dormir, anota tres cosas de ese día por las que te sientas agradecido. No tardarás en sorprenderte buscando las cosas buenas que te suceden en la vida diaria.

3. Sal a dar un paseo enérgico

Hacer actividad física es un modo excelente para ponerse de buen humor y reducir la ansiedad. Aprovecha al máximo esas endorfinas que te cargan de energía y sal a dar un paseo siempre que puedas. Busca el parque o la zona natural más cercana para reconectarte con la naturaleza y alejarte del ruido y del ajetreo de la ciudad.

4. Habla con un amigo

Los seres humanos somos animales sociales. Invierte tiempo en tu relación con tus amigos y en conocer a personas nuevas para hacerte con una red de apoyo robusta. ¿Por qué no les propones salir a pasear juntos?

5. Rompe con la rutina

Hacer lo mismo día tras día puede volverse monótono y hacer que nos sintamos mediocres. Prueba a cambiar de rutina, aunque solo se trate de tomar un camino distinto para ir a trabajar o de empezar a practicar un nuevo pasatiempo.

6. Regala algo

Regalarle algo a alguien, aunque sea una sonrisa o unas horas de trabajo voluntario, puede potenciar tus conexiones sociales y mejorar tu sensación de bienestar. No esperes más. ¿Por dónde podrías empezar?

7. Di no

Establecer límites es importante para proteger nuestro ancho de banda emocional. Procura no querer abarcar demasiado y, si tienes la sensación de necesitar tiempo para recargar pilas en soledad, no pasa nada por decir que no a algo o aplazarlo.

8. Di sí

Por otro lado, decir sí a oportunidades imprevistas puede ser un modo fantástico de abrirnos a experiencias nuevas, ya se trate de una oportunidad de probar algo distinto o de conocer a nuevas personas.

9. Haz una desintoxicación digital

Las redes sociales son maravillosas para estar al día de lo que sucede en el mundo, pero estar pegados al teléfono móvil y ver «las publicaciones destacadas» de otras personas no siempre nos va bien para la salud emocional. Haz una pausa de tanta pantalla de vez en cuando y disfruta de las recompensas.

10. Pide ayuda

A veces necesitamos una mano que nos ayude a mantener el bienestar emocional, y no es algo de lo que haya que avergonzarse. Pedir ayuda cuando se necesita, ya sea a un amigo, a un colega o a un profesional de la salud, es una de las cosas más importantes que puedes hacer para tu salud emocional.

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario de nuestro sitio web. Confírmanos si aceptas nuestro uso de las cookies.
Más información

Tu privacidad

Los sitios web que visitas pueden guardar o recabar información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. En gran medida, utilizamos esta información para garantizar que la página funciona como se espera y averiguar cómo podemos mejorar la experiencia en el futuro. Por lo general, los datos recopilados no te identifican directamente, pero nos permiten ofrecerte una experiencia más personalizada del sitio web.
Dado que respetamos tu privacidad, puedes optar por no autorizar determinados tipos de cookies. Haz clic en los títulos de las distintas categorías para ampliar la información y modificar los permisos. Ahora bien, ten en cuenta que bloquear determinados tipos de cookies puede impedir el normal funcionamiento de algunas funcionalidades del sitio web.

Cookies estrictamente necesarias

(Imprescindible)

Estas cookies te permiten usar el sitio web y son imprescindibles para que funcione según lo previsto.

Estas cookies son obligatorias

Cookies de rendimiento

Estas cookies nos permiten entender cómo utilizan los usuarios la web y mejorar la experiencia de nuestro sitio web. Algunas de estas cookies pueden estar configuradas por terceras partes de nuestra confianza.

Estas cookies recuerdan tus preferencias y ajustes para personalizar tu experiencia en el futuro.

Cookies Marketing

Bach no utiliza los datos de identificación personal que se transfieren a través de las cookies ya sea para promoción o con fines de mercadotecnia, ni dicha información se comparte con terceros.